DAYRON GALLARDO

Sólo quedan fragmentos

Por Marta Mariela

Con una obra de madurez in crescendo a la par que briosa, Dayron Gallardo nos trae nuevas reflexiones en su última producción pictórica. Lo primero que asoma es la disposición espacial de las configuraciones creadas y el abandono del colorido de sus piezas precedentes, para expresarse a través de las sombras y las texturas.

Los ambientes propuestos destacan por la capacidad de interrogar y de sugerir respuestas, pues no son espacios concretos sino espirituales; sitios en los que habitan los conceptos. Indaga sobre la esencia de los fenómenos y nos involucra pues no desea emprender la búsqueda de respuestas en solitario. Necesita la compañía del espectador que le ayude a acariciar la piel de esos conceptos. Los títulos usados son una manera de articular el fragmento, propósito de todo su quehacer, y nos desafían a seguir un camino de lectura aunque al final, encontremos otros muchos. En este sentido, su obra se torna ambigua y filosófica por las atmósferas creadas, de apariencia cósmica, y la profundidad de los títulos.

En No sé, pero hay algo que explicar no puedo, una figura en forma de puño cerrado aparece desde las sombras texturadas, lo cual pudiera estar aludiendo a la representación de la mano de Dios. Por su parte, en ¡Oh, Dios mío! se coloca una gran masa ensombrecida, porción de “algo” mayor, en dirección hacia la luz que atrae.

En propuestas anteriores, ha jugado con la escala y el formato de las obras. Ahora, este juego se hace consciente, premeditado, con el objetivo de acentuar el contraste entre las piezas. El tamaño responde a esa manera que el artista tiene de expresar mejor lo que necesita decir: hay ausencia, solo quedan fragmentos.

Dayron Gallardo es esencialmente un pensador. Sus apasionadas preocupaciones desbordan su ser. No estamos ante piezas fáciles, ni visual, ni conceptualmente. Es un artista talentoso con una espiritualidad poco común. Su discurso intenta develar el misterio de lo que significan la ausencia, el fragmento, el amor y la belleza.

Ver más obras del artista

Web del artista